La crisis dispara el intrusismo laboral

//

El intrusismo laboral existió siempre, mas se ha disparado desde el principio de la crisis hasta el punto de que las compañías cualificadas en diferentes campos para realizar trabajos perfeccionados se ven desbordadas y claman frente a la administración a fin de que actúe. En algunas ocasiones, como Foncalor, que reúne a 350 compañias del área de instalaciones de la provincia de Pontevedra (sus socios son compañias representativas de las áreas de agua exita sanitaria, calefacción, climatización, contra incendios, electricidad, fontanería, frío industrial, gas, productos petrolíferos líquidos, equipos a presión, refrigeración, saneamiento y ventilación), se vieron inclusive obligados a asistir frente al Valedor do Pobo para reclamar a la administración que actúe frente sus reiteradas demandas desde el instante en que en 2011 ahora empezaron esta cruzada contra el intrusismo laboral que, calculan, absorbe entre un 20 y un 25% en energía sumergida que se desplaza en el área.

intrusismo_laboral

comprar aire acondicionado barato

Específicamente, y según los reportes de la Confederación de Hombres de negocios de Pontevedra, en el mes de febrero de 2013 Foncalor había anunciado 25 demandas de trabajadores ilegales tanto frente Industria como frente Inspección de Trabajo, Hacienda y los municipios, facilitando en semejantes escritos nombres terminados, teléfonos y domicilios de las compañías fraudulentas, de esta forma como 98 demandas de instalaciones ilegales llevadas a cabo por y sin que se recibiese contestación alguna de parte de la administración sobre las actuaciones llevadas a cabo sobre esto o bien si determinados de estos expedientes terminó en sanción.

En la época del actual mes, esta organización que asocia a más de 350 compañias de Pontevedra insistía en que más allá de las demandas y asambleas con los diferentes organismos públicos, no se obtuvieron “los desenlaces deseados dada la carencia de elementos, lentitud en la administración y excesiva burocratización de la administración”. En este momento asisten al Valedor “con la intención de que supervise la tarea de la administración y corrija su falta de operatividad y agilidad en la administración” de esta problemática.

Desde Foncalor llaman la atención sobre los peligros de esta economía sumergida: “Cada vez existen más casos de personas o bien compañias que ejercitan las ocupaciones de instalación o bien reparación sin darse de alta, sin seguro de compromiso civil, sin tener las oportunas cualificaciones expertos establecidas por la administración pública para cada caso, sin abonar impuestos, sin cumplir las normativas laborales o bien medioambientales…”. Esto no solo piensa un serio perjuicio para el área, sino, al “no poder asegurar la calidad y seguridad de las instalaciones en las que intervienen” además se pone en cuestión los derechos de los clientes en el caso de reclamación mas, “más que nada su seguridad, que se ve con seriedad comprometida”.

El área de la fontanería y similares no es el único perjudicado en la provincia. Lo son otros varios, así como apunta la CEP. El mes pasado de febrero hasta diez asociaciones de hombres de negocios sectoriales y territoriales se juntaron en la primera Comisión de Intrusismo Empresarial. Entre los hombres de negocios del transporte (Asetranspo), los de la construcción (Apec), los de materiales de construcción (Asemaco), nuestra Foncalor de esta forma como la asociación de talleres mecánicos (ATRA) y de instalaciones de electricidad y telecomunicaciones (Instaelectra).

En este último área la problemática ocasionada por los altos escenarios de intrusismo es además acuciante. Fuentes de Instaelectra apuntan que en su caso la más grande complicación viene dada por la emisión fraudulenta de certificados de instalaciones eléctrica al terminar una obra. Hay constructores que echan mano de compañias no cualificadas para realizar la obra y después “adquieren” de forma fraudulenta el boletín. Hablamos de “firmas con las que nos es realmente difícil competir a los instaladores autorizados ahora que suprimen costos como los impuestos, seguros, cuestiones de inseguridad laboral y muchas otras que les facilita tirar los costos”, indican desde esta asociación de hombres de negocios. Además han elaborado reiteradas demandas frente a la patronal sin que por el momento hayan recibido respuestas. De igual modo, llaman la atención sobre las secuelas mortales de una instalación eléctrica ejecutada por personal no preparado: Es más fácil la avería y “en el caso de incidente, como un incendio, además sería muy difícil que las empresas de seguros respondiesen en temas de compromiso civil”.

Fuente Farodevigo

Deja un comentario

Call Now Button
Abrir chat