Energías limpias para enormes clientes

//

Ley de Energías Renovables avanza. Inmuebles empresariales

y enormes clientes van a ser los nuevos usuarios del área.

Incrementa la instalación de cuadros solares.

La Ley de Energías Renovables establece que los enormes inmuebles van a deber proveerse con 8% de energías limpias. Medra la instalación de cuadros solares en terrazas y avanzan las regulaciones para creaciones sustentables que impulsan el ahorro energético.

comprar aire acondicionado barato

Más del 50% de la población argentina vive y trabaja en localidades, que hoy representan más del 80% del consumo energético del país. Especialmente, las edificaciones son causantes de sobra del 30 % de ese consumo y es allí donde hay las superiores ocasiones de ahorro y por qué razón no, de producción de energía usando cuadros fotovoltaicos para electricidad, sistemas termosolares para climatización del agua y hasta aerogeneradores de baja capacidad.

La Ley 27.191 de Promuevo para el Empleo de Fuentes Energéticas Renovables establece que, para objetivos del actual año, un 8% del consumo eléctrico nacional va a deber provenir de fuentes limpias, para lograr el 20% en 2025. La normativa ordena a los enormes clientes (más de 300 kw de capacidad), a proveerse de un 8% de renovables para objetivos del año vigente. En esta categoría están incluidos desde plantas industriales hasta instalaciones comerciales (supermercados, shoppings) y inmuebles empresariales con más de 20 pisos, que se consideran “gume” (enormes individuos inferiores).

Esto tienen la posibilidad de conseguirlo de dos formas: provocando energía para su autoconsumo o bien para volcarla a la red (algo que sólo algunas de las provincias contemplan), o bien comprando esa proporción de energía limpia al distribuidor mayorista.

“Que un edificio logre crear su energía, mediante cuadros solares fotovoltaicos o bien térmicos (para calentar agua); intercambiadores geotérmicos (que aprovechan el calor del sol juntado en la tierra para climatización), o bien inclusive aerogeneradores en el Sur del país, se encuentra dentro de los superiores retos en la construcción de hoy”, recalca el ingeniero Roberto Policichio, presidente del Consejo Profesional de Ingeniería Civil.

Sin embargo, “la proporción de energía del sol que puede crear un edificio como la Torre Madero (27 pisos, 35.000 m2) consigue para la iluminación de las escaleras, mas no para el desempeño de los elevadores o bien la climatización y también iluminación de todas y cada una de las áreas de trabajo”, ilustra el ingeniero. “De todas maneras -apunta- hablamos de una increíble idea ahora que tiende a achicar el consumo de energía fósil que aparte de ser cara ya que Argentina perdió el autoabastecimiento y debemos importarla, incrementa nuestras emisiones de gases de efecto invernadero a la atmósfera”.

“El criterio “Net Zero”, de inmuebles que desarrollan su energía, viene medrando en el planeta”, recalca por su lado Pablo Swiecicki, del estudio de arquitectura Esarq. “En el país hay desarrollos atrayentes en Brinca, que aparte de tener una aceptable insolación para generar energía fotovoltaica y termosolar, la legislación local facilita volcar a la red la energía generada. En estas situaciones se consigue abastecer hasta un 5% del consumo”, señala.

Por ahora, el autoabastecimiento energético en inmuebles encara numerosos retos. “Por una parte, no consigue la área de terraza para la proporción de cuadros solares que se deberían ubicar, por otro lado su valor es alto porque siendo un mercado principiante, hay pocos suministradores, y por otro lado la energía no se crea en el instante en que va a usarse”, señala.

Por otro lado, los profesionales coinciden en que “se puede ahorrar entre un 60% y un 70% de energía usando termotanques solares para provisión de agua ardiente”. La amortización de la inversión “se consigue en cinco años, con el nuevo cuadro tarifario”, recalca el ingeniero Policichio. Y en edificaciones de enorme consumo, como clubes, centros de salud y hoteles, el ahorro llega al 80%”, afirma.

En tanto, medra la inclinación a la certificación LEED (liderazgo en energía y diseño ambiental) en inmuebles, ahora que facilita hacer mejor la eficacia energética por medio de los materiales de construcción, la administración de restos, los sistemas de ventilación y climatización, el aprovechamiento de aguas pluviales y grises (provenientes del lavado de ropa, vajilla y duchas) para el riego o bien limpieza, la aislación térmica y la instalación de muros y techos verdes.

Fuente: https://www.cronista.com/negocios/

#energíasAlternativas#panelesSolares

Deja un comentario

Call Now Button
Abrir chat